Guía para una gestión de reputación online exitosa con estrategia SEO

7 min read
26 de septiembre de 2023

¿Has buscado el nombre de tu empresa en Google y te han salido comentarios negativos? ¿Tampoco ha salido ningún comentario positivo? o aun peor, ¿no logras encontrar ningún comentario sobre tu marca en internet?

Construir una reputación online exitosa para una empresa no es fácil, teniendo en cuenta que hoy cualquier persona puede escribir lo que sea sobre una marca en reseñas de Google, redes sociales o comentarios de productos, estar preparados para gestionar una crisis reputacional es más que una prioridad antes de empezar en el mundo digital.

En este artículo queremos contarte cómo se construye una gestión de reputación online, cómo puedes utilizar estrategias para mejorar tu reputación y cómo el SEO puede ayudarte en momentos de crisis.

 Aquí vamos…

¿Qué es la reputación online y cómo funciona?

La reputación online es la aceptación, prestigio o estima que los clientes o usuarios tienen de una marca o de una compañía en internet. No debe ser confundida con la imagen de marca, que es la percepción que los consumidores tienen de la identidad de una empresa.

Por mejor reputación que tengas en internet, si tienes una mala imagen de marca es muy difícil que logres vender.

Hace algunos años la reputación solo se afectaba de manera masiva  por comentarios o denuncias en radio, prensa o televisión, pero desde la era del internet, los usuarios pueden opinar masivamente sobre cualquier persona o empresa y el resto del mundo puede tener acceso a esos comentarios en tiempo real.

Hoy, la reputación online tiene una vitrinas como Google y redes sociales, y allí quedan alojados de forma permanente todas las opiniones que emiten los usuarios sobre personas, servicios, productos y marcas, lo que plantea un gran reto a la hora de ganarse la credibilidad de los usuarios en caso de que sean opciones negativas.

Si al momento en que un usuario o un cliente emite una opinión o reseña negativa  no sabemos gestionarla, la reputación puede sufrir de inmediato y eso puede afectar a tu imagen de marca dejando secuelas que pueden durar para siempre.

Cómo ayuda el SEO a la reputación Online

Aunque no lo creas, los motores de búsqueda pueden tener en consideración la reputación al clasificar tu sitio web.

En el mundo del SEO nos queda claro que hay múltiples señales que Google usa para calificar  la credibilidad y confianza que genera un sitio web a los usuarios y a largo plazo, esto ayuda a generar una reputación online. 

Es por eso que podemos utilizar estrategias de SEO para ayudar a las marcas a mejorar su reputación al mismo tiempo que mejora su posicionamiento.

La sinergia entre la reputación online y el SEO es innegable. 

Mientras que la estrategia de contenido y branding puede centrarse en construir y mantener la imagen de marca, una buena estrategia de SEO puede centrarse en trabajar conjuntamente con la gestión de reseñas, testimonios, experiencias positivas de usuarios y feedbacks, consolidando una reputación online robusta que ayude a la interacción con tus contenidos.

Cuando una empresa o individuo tiene una reputación sólida en línea, es más probable que las personas visiten su sitio web, compartan su contenido y confíen en sus servicios. 

Un SEO eficaz también garantiza visibilidad y posicionamiento, que a su vez se traduce en credibilidad en la marca generando tráfico constante al sitio web desde los motores de búsqueda. Ambos elementos se complementan perfectamente y pueden hacer que el branding de tu marca sea más sencillo.

Sin embargo, una alta visibilidad sin una reputación positiva puede ser contraproducente. Es esencial que lo que los usuarios encuentren sea representativo de la aceptación y estima que tiene la marca en la comunidad digital.

6 tácticas de SEO para crear una buena reputación online antes de una crisis

1. Gestión de comentarios y reseñas

El primer movimiento en la creación de una reputación online es la gestión de comentarios y reseñas. 

Fomentar reseñas positivas en tus clientes cuando reciben un producto o servicio y abordar críticas constructivas puede mejorar la percepción y confianza de los usuarios.

Cuando un cliente tenga una buena experiencia al consumir un producto o un servicio, pídele que realice una reseña positiva en Google y si tiene un sitio web, puedes realizar acuerdos al agregar menciones o links que lleven directamente a tu página.

Para monitorear menciones y comentarios puedes usar herramientas de gestión de reputación online, como Google Alerts y Social Mention.

2. Monitoriza la reputación actual de tu marca en línea

Realiza un rastreo en el buscador poniendo tu nombre de marca, busca algún producto u opiniones. De esta manera podrás alinearte con el equipo comercial de tu empresa y crear acciones de mejoramiento para la atención al cliente.

Utiliza herramientas de monitoreo de la reputación en línea para estar al tanto de lo que se dice sobre ti en la web. Esto te permitirá abordar cualquier problema de reputación de manera proactiva.

Plataformas de análisis SEO, como Google Analytics y SEMrush, que ofrecen información valiosa para crear estrategias para la gestión de la reputación online, ya que con ellas puedes identificar las posiciones de palabras clave de marca, detecta problemas con backlinks, monitoreo de presencia en línea, auditoría, seguimiento de menciones, etc.

3. Crea una estrategia de contenidos en redes sociales

Estar presente en plataformas como Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram y/o TikTok puede aumentar la visibilidad y fomentar una relación sólida con la audiencia.

Mantén una presencia activa en las redes sociales y comparte contenido positivo y relevante para los usuarios. Interactúa con tu audiencia y responde a los comentarios positivos de manera profesional y diligente.

También responde pronto a los comentarios negativos o quejas en redes sociales, discúlpate, da solución, genera canales de comunicación, que las otras personas evidencien que a pesar de los problemas es una empresa que genera soluciones y le importa su opinión.

Optimiza tus videos en Youtube con palabras claves, descripción, etiquetas, categorías, agrega imágenes optimizadas, subtítulos o transcripciones. Implementa Opengraf 

4. Implementa el SEO onpage

Optimiza tu sitio web con las palabras clave relacionadas con tu marca o nombre en todo tipo de contenido como videos, imágenes, fragmentos destacados que ofrece la SERP.

Crea artículos y publicaciones enfocados exclusivamente a los beneficios que ofrecen los servicios o productos de tu marca, crea vídeos corporativos que se enfoquen en lo bueno que haces, súbelos a Youtube o redes sociales y optimizarlos con palabras relacionadas con semántica latente. 

Optimiza las imágenes y multimedia en línea, agrega texto alternativo, título, subtítulo, texto descriptivo con palabras claves estratégicas.

5. Optimiza Google my Business

Cuando buscamos una tienda o empresa en línea esperamos encontrar todos los datos necesarios para saber qué decisión tomar y casi un 90% se referencia de los comentarios y puntuaciones que le dan con las estrellas.

Con herramientas como Google my Business puedes mejorar la visibilidad en Google, ganar credibilidad con las reseñas que hablen bien de tu servicio y compartir información más exacta de tu empresa con los clientes.

6. Gestión de contenido interno y externo

Crea y promociona contenido de alta calidad para tu marca o nombre. También trabaja en contenido que muestren tu experiencia corporativa y valores. 

Realiza colaboraciones y reseñas con otros sitios web o influencers relevantes que lleven tráfico a tu sitio y que potencien tu marca.

Forjar enlaces de calidad con otros sitios web de confianza puede mejorar la autoridad de dominio y, por lo tanto, la credibilidad en línea. Aprovecha los sitios web con alto tráfico como blogs de noticias y vuélvete su aliado para los momentos de crisis de reputación.

¿Qué hacer en una crisis de reputación online con SEO?

Si eres una empresa con crisis reputacional aquí te van algunas acciones que haríamos en Pragma para ayudarte a corto y largo plazo con una buena gestión de reputación online:

  1. Monitoreo y Diagnóstico: Monitorear y diagnosticar comentarios en los motores de búsqueda para determinar el tipo de afectación que tendrán de cara a la marca. Si es a nivel de producto, de servicio o de marca como tal. La primera respuesta a cualquier crisis debe ser entenderla completamente. Determinar la naturaleza de la crisis ayuda a formular una respuesta adecuada.

  2. Formato de Gestión de Riesgo: Crear un formato de gestión de riesgo donde clasificar los distintos tipos de comentarios e interacciones negativas con tu marca. Clasificar y priorizar comentarios negativos ayuda a dirigir los esfuerzos donde más se necesitan. 

  3. Respuestas Personalizadas: Creamos respuestas personalizadas con canales de contacto invitando a los usuarios inconformes a comunicarnos sus problemas con el fin genuino y verdadero de ayudarles. Las respuestas genéricas o automáticas a menudo pueden empeorar la situación. Los usuarios valoran las respuestas auténticas y personalizadas.

  4. Identificación de Canales y Contenidos Afectados: Identificamos el canal, el tipo de contenido que nos está afectado (videos, comentarios, reseñas, calificación, post, artículo, etc). Esta es una táctica clave para determinar la extensión de la crisis y cómo abordarla.

  5. Estudio de Palabras Clave: Identificamos las palabras clave con las que se está encontrando el contenido en Google o en redes sociales, hacemos un estudio de palabras clave e identificamos qué palabras pueden quitarle relevancia a los contenidos que nos afectan y creamos nuevo contenido con tintes positivos. Dirigir la narrativa al controlar las palabras clave asociadas con la crisis puede ayudar a reducir el impacto negativo.

  6. Auditoría de Backlinks: Hacemos una auditoría de backlinks para determinar qué otros canales están apoyando el canal principal dónde está el contenido que nos genera la crisis. Una consideración importante, especialmente si ciertos sitios están amplificando la crisis.

  7. Seguimiento de Menciones y Gestión de Comentarios: Hacemos seguimiento de menciones y gestionamos los comentarios respondiendo a ellos de manera inmediata según el manual de manejo de crisis establecido por la marca. Continuar el diálogo con los usuarios es crucial. Ignorar o evitar comentarios puede hacer que parezca que la empresa no se preocupa.

  8. Uso de Canales de Rápido Impacto: Utilizamos canales de rápido impacto en motores de búsqueda para generar publicaciones y contenido relevante que ayude la gestión de crisis a nivel local. Google My Business y otros canales pueden ser herramientas poderosas para contrarrestar la narrativa negativa en tiempo real.

  9. SEO Offpage: Utilizamos SEO Offpage para generar contenidos de distintos formatos con mensajes positivos que respondan a las mismas palabras clave que tienen los contenidos que debemos gestionar. Sí puedes controlar la narrativa al publicar y promover contenidos positivos, puedes mitigar el impacto de la crisis.

  10. Identificamos aliados: Identificamos aliados para crear backlinks a contenidos positivos que llamen la atención sobre el acontecimiento que está sucediendo. Trabajar con socios de confianza puede ayudar a reforzar la narrativa positiva y proporcionar una perspectiva equilibrada.

Conclusión

La relación entre SEO y gestión de reputación online es fundamental para construir y reforzar la confianza en una marca. 

Una estrategia de SEO bien ejecutada no solo mejora el posicionamiento, sino que también fortalece la imagen positiva de una marca, combinando visibilidad con interacciones genuinas y positivas con el público. 

Aplicar estrategias de SEO reputacional genera un doble beneficio: las marcas ganan una prominente presencia online y generan gran confianza al público. El SEO no solo ofrece una defensa contra las crisis reputacionales, sino que también brinda la oportunidad de fortalecer y reafirmar la estima y aceptación de la marca en la mente de los consumidores.

Es indiscutible que las estrategias de SEO son fundamentales en cualquier plan moderno de gestión de reputación online.

Suscríbete al
Blog Pragma

Recibirás cada mes nuestra selección de contenido en Transformación digital.

Imagen form